Clave Política

0
349

*De lo perdido, lo encontrado/ Carlos Altamirano Toledo debe ser llamado a cuentas

Mario GIRÓN

No parece. Así es. A eso está jugando el flamante y pocos resultados positivos titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), Carlos Altamirano Toledo. Con esta clase de funcionarios, pobre Oaxaca, en banca rota y saqueada por funcionarios y representantes populares sin honestidad.

Hace un par de lunas y soles respectivos, el Funcionario, para nuestra desgracia, lo demostró con ineficiencia y cachetonería mediante un proceso jurídico ofrecido a ritmo de quelonio y compás, al parecer, de complicidad, favorable a la clase de sinvergüenzas ex presidentes municipales y ex funcionarios en el gobierno de Gabino Cué, lo cual, ahora, coloca en el ojo del huracán de bajo sospecha, a un Altamirano Toledo que jamás estuvo a la altura de la honestidad de los oaxaqueños de a pie.

Veamos:

Demasiado tarde, cinco años después, una eternidad para quienes claman castigo y gloria de más para los bandidos que gastaron el dinero de los mexicanos como si de ellos fuera, Altamirano Toledo pidió al Congreso local autorización para solicitar acción penal contra una veintena de ex presidentes municipales con irregulares marcadas en los ejercicios fiscales 2011, 2012 y 2013, un quebranto por más de 286 millones cuya inversión jamás lograron justificar.

Un poquito más y Altamirano Toledo no despierta y se sigue de largo. Sin embargo, el reciente y desafortunado affaire con integrantes de la LXIII lo tiró de la cama y lo despertó asustado de su zona de confort.

Cinco años después abriría el baúl de los buenos recuerdos y de la complicidad. Como pocos, deletreo nombres de municipios y respectivos presidentes y regidores que no se midieron a la hora de despecharse con la cuchara grande con dinero que debió invertirse para la causa social de miles de oaxaqueños.

Cinco años después, en junio pasado, se atrevió solicitarles a sus hermanos legisladores locales justicia, por ejemplo, la intervención de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), para ejercerla a un puñado de ex ediles y demás cómplices del cabildo.

Sin un solo ápice de vergüenza, por tan marcada ineficacia e ignorancia de leyes y artículos básicos en el Código Penal del Estado, como el 124 que a la letra dice que la acción penal de un delito que solo puede perseguirse por queja de parte, prescribirá en un año, contado desde el día en que la parte ofendida tenga conocimiento del delito y del delincuente.

En este sentido cabe un paréntesis. Que la LXIII Legislatura intervenga en el asunto y de paso trabajar por el bien de Oaxaca y la honestidad con la que deben conducirse representantes populares y funcionarios, actualizando el Código Penal en el sentido de que los delitos por peculado no prescriban y no sea un delito menor, como sucede hasta nuestros días, para alegría de quienes a muerte ya pelean la silla municipal para cargar con el dinero que no es de ellos y con suerte no reciban castigo.

Baste recordar que por el momento no tenemos un solo ex presidente por peculado en prisión. Es hora de empezar a echarles el guante; sin embargo, con funcionarios dejando mucho que desear como Toledo Altamirano, este sueño calificado como guajiro por muchos, no creo que pronto se convierta en realidad.

Por su actuación tardía, Altamirano Toledo debe ser llamado a cuentas. Necesitamos su explicación. Por qué su alto sentido de omisión en perjuicio del erario público. Más de cinco años transcurridos de los hechos y hasta ahora el señor despierta y grita: ¡momento! “estamos trabajando, solicitamos la intervención de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca”. Se trata de una tardía petición  cuyo origen tiene precio y nombre:

El costo lo tiene que pagar rindiendo cuentas y recibiendo la sanción correspondiente. El nombre: omisión, un  delito con merecimiento de castigo ejemplar. Oaxaca tiene sed de justicia y será saciada cuando empecemos a comprobar los primeros ajustes de cuentas pero en tribunales.

Por ejemplo, en este tema de importancia para la cultura de la honestidad que falta hace en el quehacer del gobierno municipal, estatal y federal, la Junta de Coordinación Política de la LXIII Legislatura autorizó la presentación de las denuncias penales en la FGEO. Ahora todo quedará en manos de los investigadores, con un destacado jurista oaxaqueño al frente de tan importante institución, como es, el Doctor en Derecho, Rubén Vasconcelos Méndez, comprometido con hacer mejor su encomienda.

A propósito del reciente punto final al fuero constitucional, una iniciativa del gobernador Alejandro Murta, que no de los señores legisladores que tanta alharaca promovieron  una vez cumplida tan importante encomienda que debió salir de ellos y así evitar la exhibición innecesaria, debe abrirse la puerta e investigar lo que sucede al interior de la ASE, toda vez que se trata de un ente al cual solo le falta la diminuta cola y las grandes orejas para por completo convertirse en elefante blanco de alto costo presupuestal para el pueblo de Oaxaca.

 

Clave política

 

De lo perdido, lo encontrado: a eso juega y divierte el flamante titular de la ASE, Carlos Altamirano Toledo. Si con mayor responsabilidad desempeñara tan honroso y delicado cargo, bien pagado por los oaxaqueños, con seguridad estuvieran pagando en prisión por agarrar y gastar dinero que no era de ellos, ex presidentes municipales de la talla de: Raymundo Zárate, de Santa María Chimalapa, con presunto desfalco por 22 millones.

En Santa Lucía del Camino, cuando Pedro Cabañas, del PRD, encabeza el ayuntamiento de tan importante demarcación, la ASE detectó un daño por 4 millones 102 mil pesos, en el ejercicio 2011. Hoy, 6 años después, están solicitando autorización para presentar la denuncia respectiva.

En tan distinguida lista destaca otro perredista, José Julio Antonio Aquino, de Santa Cruz Xoxocotlán, con presunto daño a la hacienda pública cercano a 7 millones de pesos.

Santa María Huatulco, es representado por Lorenzo Lavariega Arista, con la bandera MC-PAN, encabezó una administración municipal la cual dejó presunta cuenta pendiente en 2012, por 1 millón 285 mil pesos.

La lista de nombres no se agota, Peces menores de cuello blanco, desgastado y percudido pero de importante voracidad para con el dinero ajeno, suma millonaria por concepto de participaciones municipales que administraron sin honestidad y tomaron para ellos una buena parte que llegó a cifra millonaria y después de cinco años, del gran golpe, al parecer, “por fin” serán llamados a cuentas.

mgiron436@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here