Tragedia, pobreza y olvido, así sobreviven afectados por sismos en la Costa de Oaxaca

0
173

“Nunca nos han mandado ni siquiera una despensa o un bulto de cemento. Por eso, (los pobladores) dudan de la ayuda”, señala Zenaida Teodora Cruz Rodríguez, agente municipal de La Boquilla Chicometepec en Santa María Huazolotitlán, Oaxaca, en donde se contabilizan 315 viviendas con afectaciones –cuatro de ellas, con pérdida total–. En comunidades aledañas que también pertenecen al municipio que fue el epicentro del sismo de 7.2 grados en la escala de Richter del pasado 16 febrero, la escena es similar. En José María Morelos, los damnificados ya han comenzado a demoler sus casas con pérdida total, para evitar que se venga abajo y cause algún daño, “pues como ya se estaba cayendo y no veo ningún apoyo del gobierno, decidí demoler la casa, pues los niños andan por ahí corriendo. Afortunadamente, la agencia municipal me echó la mano, porque no tengo dinero para eso”, refiere don Zacarías Octaviano Torres Gazga, de 64 años de edad. En Cerro del Chivo, doña Margarita Gómez Gallegos, una indígena mixteca de 64 años de edad, mira con sospecha mientras dice: “Qué van a venir, nadie ha venido a ayudarnos”. Ella, vivió 30 años en su casa de adobe y cubierta con tejas, hasta que el terremoto se la dejó maltrecha y a punto de caer. La tragedia, la pobreza y desesperanza es el factor común de los damnificados de la Costa de Oaxaca, quienes saben que el largo camino hacia la reconstrucción está en sus propios bolsillos y esfuerzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here