Con negro historial, personajes siniestros buscan la dirigencia del Consejo Regulador del Mezcal

0
1192

 

• Movidos por personajes que solo han vivido de los recursos de la industria mezcalera, los señalados pretenden llegar a la dirigencia del sector, sin haber luchado con los magueyeros y mezcaleros que han logrado poner en alto el nombre del mezcal oaxaqueño en todo México y el mundo entero.

Ricardo Rodríguez Camarena

Oaxaca, Oax., 23 de abril de 2018.- Los adulteradores del mezcal oaxaqueño encabezados por Porfirio Chagoya fingen amnesia, luego que, en el año 2012, a principios del gobierno de Gabino Cué, Carlos Martínez Tamayo su gallo a la dirigencia del COMERCAM fuera derrotado por abrumadora mayoría por el ahora Hipócrates Nolasco Cancino, propuesto por el Patronato Nacional de la Industria del Mezcal.
Por muchos años Chagoya Corres se ha dedicado a través de la “gestión” a bajar millonarios recursos federales estatales tanto de Alianza para el Campo como del Sistema Producto Maguey-Mezcal, donde anualmente recibía 10 millones de pesos para el cultivo de planta vegetativa cuyos viveros se comprobó que no existían, tal y como lo denunció en su momento la productora de mezcal y ex diputada Patricia Campos. Ella pedía cuentas a Edgar Guzmán Corral, en ese entonces de Sagarpa, acusando al grupo de personajes de solo vivir de la industria mezcalera y no aterrizar dichos recursos al campo oaxaqueño.

CARLOS GUZMAN GARDEAZÁBAL (Dirigente Canacintra)

Por eso, hoy magueyeros y mezcaleros certificados denuncian: “Desde hace varios años el grupo de adulteradores empezó a trabajar para volver al poder y ser la ‘mano invisible que mueve la cuna’; afortunadamente se equivocaron al elegir a Carlos Guzmán Gardeazábal, empresario oaxaqueño que en su momento administró la cuenta de conocida cervecera, teniendo en su poder cientos de licencias para bares y cantinas, mismas que le dieron gran bonanza económica, hasta que los dueños de la empresa cervecera decidieron quitarlo.
Sin embargo, la honorable familia de Carlos Guzmán Gardeazábal estuvo en el “ojo del huracán” y fue seriamente cuestionada, luego de que su hermano Hugo Guzmán Gardeazábal, fuera acusado de pederasta, inclusive detenido por la Interpol en el vecino país, de acuerdo a hechos asentados en el expediente 111/2007.
Mención aparte también merece Carlos Guzmán Gardeazábal, que por la gran “honorabilidad” de su familia ha ocupado puestos públicos en diferentes organizaciones, sin embargo, su máximo mérito es haber sido reelecto una y otra vez en Canacintra.

CONCEPCIÓN ROBLES (Ex presidenta de Tlacolula)

Por su parte Concepción Robles urgida de “hueso en el CRM” es una fichita en el tema de corrupción, toda vez que de acuerdo al expediente y dictamen técnico ASE/OAS/SAF/DACF/2667/2014 de la Auditoría Superior del Estado de Oaxaca, fechado el 16 de octubre de 2014, la presidenta municipal Concepción Robles Altamirano, causó daño a la hacienda pública del municipio de Tlacolula de Matamoros por un monto de CUARENTA Y SEIS MILLONES SETENTA Y NUEVE MIL SETECIENTOS CUARENTA Y OCHO PESOS ($46,079,748.96), luego de que quedara demostrado que tales recursos no fueron administrados con planeación, eficiencia y eficacia, con trasparencia y honradez para satisfacer los fines públicos, conforme a las disposiciones legales, incumpliendo con las obligaciones que adquirió cuando tomó protesta como la máxima autoridad de los tlacolulenses.
Los mezcaleros y magueyeros están muy seguros que la cuestionada ex presidenta municipal de Tlacolula de Matamoros no puede ser su dirigente, toda vez que como funcionaria municipal fue acusada de corrupción en múltiples ocasiones por no entregar cuentas de casi 150 millones de recursos que ejerció en su administración, y sólo se dedicó a ejercer el poder con sus dotes de señora de horca y cuchillo contra sus adversarios mientras sus gobernados durante tres años sufrieron la falta de obras y atención a temas prioritarios como salud y educación.
El colmo para los vecinos de Tlacolula fue que la “cacique” y dirigente del clan familiar Concepción Robles trató por todos los medios imponer a su repudiado yerno de nombre Salvador Vásquez Castro, quien durante su gestión cobraba jugoso sueldo como asesor; luego de imponerlo como candidato, los priístas le dieron la espalda y fracasó en su encomienda, poniendo los tlacolulenses un alto a la “Famila Real” que planeaba administrar las arcas municipales como negocio particular.

PROPIETARIO DEL MEZCAL NAYAÁ

Mención especial merece el propietario de la empresa Casa Nayaá, dedicada a la elaboración de mezcal en el estado de Guerrero. Los responsables de dicha empresa al no poder competir con el prestigiado mezcal oaxaqueño se han dedicado a denostarlo, ya que según ellos han encontrado la fórmula para crear Mezcal Artesanal con equipo de tecnología industrial y para horneado autoclaves, exigiendo al CRM que le permita poner en sus botellas la categoría “Artesanal”, cuando el mezcal que produce es industrial.
De manera burlona, el “mezcalier” de la Casa Nayaá señala que tienen mezcal para principiantes y conocedores y denostan el ligero sabor ahumado de los mezcales oaxaqueños, así como de los acompañados de gusano de maguey, eso si presumen que ayudan a los campesinos con recursos que bajan de Sedesol, pero que no sacan de su bolsillo.
Los mezcaleros y magueyeros certificados están seguros que por estos antecedentes no quieren a dichos sujetos en el Consejo Directivo del Comercam.
¿Después del éxito de Carlos Guzmán Gardeazábal con la administración de licencias de bares y cantinas, hoy pensará también hacer sus propias mezcalerías?
Los mezcaleros están muy seguros de que llegar Concepción Robles a la dirigencia del CRM, como cabeza de la “Familia Real de Tlacolula”, enseguida pondrá a toda su parentela a cobrar en el Consejo Regulador, llevando por delante a su yerno y a su hija.
Por su parte el dueño de Casa Nayaá de Guerrero, seguramente buscará cambiar la norma 070 para vender poder como mezcal industria, haciéndolo pasar como Mezcal Artesanal, causando con ello serio daño a los verdaderos productores de mezcal artesanal, y en su fobia por el mezcal oaxaqueño, claro que buscará que su estado busque se cabeza del sector, pensando que acabando con el mezcal oaxaqueño su marca será la mejor del mundo, como ahora presume.
Los mezcaleros, magueyeros, palenqueros, envasadores y comercializadores, desde ahora señalan que darán la espalda a los vividores de recursos oficiales, así como a los arribistas que sólo buscan el poder denostando trabajo serio y responsable que durante seis años han hecho, apostándole a la producción de mezcal certificado, al lado del actual consejo directivo del Consejo Regulador del Mezcal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here