Mercado de Abasto escenario de crímenes provocados por sindicatos antagónicos

0
75

* No hubo consignación de detenidos

Miguel Ángel Schulz / Miguel Ángel Luna

La ciudad de Oaxaca, capital del estado, vivió horas de terror por el enfrentamiento que sostuvieron dos organizaciones, el autollamado Sindicato Libertad y la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleado de México (CATEM), que a balazos se disputaron un predio de la Central de Abasto de la capital del estado, la zona comercial más importante de Oaxaca.

Pese a la gravedad del acontecimiento, en el que se utilizaron armas de alto poder, que además el enfrentamiento fue prolongado y que hubo ocho personas detenidas, ninguna fue vinculada a proceso lo que habla, de la complicidad de las autoridades de los gobiernos, municipal de Oaxaca, que preside Oswaldo García Jarquín, así como el gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

Hay que recordar que el secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, José Raymundo Tuñón Jauregui; el comisionado de la Policía Estatal, José Aniceto Sánchez Saldierna, y el secretario Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública en Oaxaca, José Manuel Vera Salinas, todos miembros de la Marina Armada de México han sido incapaces de frenar la violencia producto de la delincuencia en Oaxaca y aquí es una prueba más de esto.

Asimismo fue el propio presidente municipal de Oaxaca de Juárez,  García Jarquín, quién sembró días antes en el Mercado de Abasto a la organización CATEM, ya que el pasado 28 de enero, se realizó una reunión en el Palacio Municipal entre Josué Monterrey Velasco, director de Gobierno del Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, con la representación del edil capitalino, les manifestó  que por instrucciones del presidente atendió las demandas del dirigente de la CATEM, René Hernández, sobre el Mercado de Abastos.

Sin embargo, el Mercado de Abastos está en completo abandono, la inseguridad por los robos a transeúntes que suceden a diario, los problemas de vialidad, falta de servicios de alumbrado público, drenaje, agua potable hace que este centro comercial y sus colonias aledañas sean una “tierra de nadie”.

Los delitos han aumentado por la venta y consumo de drogas en la zona de módulos del mercado, este delito del fuero federal no ha sido tema tocado en los tres niveles del gobierno, es un secreto a voces de los lugares en donde se expenden sustancias prohibidas de manera abierta, tanto que los adictos consumen en la vía pública.

De todo esto hablan los hechos como el ocurrido el 15 noviembre del 2018 en la calle de Nuño del Mercado y Mercaderes, donde fue ejecutado un comerciante identificado como José Daniel, los autores del crimen dejaron una cartulina con un narco mensaje escrito.

En la colonia Unión muy cercana a la Central de Abastos el pasado 26 enero amaneció con la noticia de la ejecución de cuatro personas en la vía pública, de las cuales dos mujeres fueron asesinadas dentro de un vehículo en donde se encontró con vida una menor de tres años, los criminales en acto de piedad le perdonaron la existencia y dos hombres en la calle Revolución, cuyos cuerpos mostraban signos de tortura.

Asimismo, la falta de señalización ha provocado el atropellamiento de personas sin que las autoridades intervengan para colocar los señalamientos viales correspondientes.

Por si todo esto fuera poco ayer se dio un enfrentamiento entre integrantes del sindicato Libertad y la CATEM. La tensión duró varias horas culminando con disparos de arma de fuego con el saldo de tres lesionados y ocho detenidos que finalmente no fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes, con esto pone de manifiesto su omisión ante la comisión de delitos que se hayan cometido al poner en riesgo a la ciudadanía.

De última hora se tuvo conocimiento del fallecimiento del joven Israel Hernández quien recibía atención médica en el Hospital Civil “Dr. Aurelio Valdivieso”, era originario de Sola de Vega y fue lesionado por un proyectil de arma de fuego.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here