Es una catástrofe El Instituto Nacional de Salud para el Bienestar no opera en Oaxaca y el país: SUCM

0
818
  • “Sí, no hay medicamentos; sí, no hay material de curación; sí, no hay insumos como agua oxígeno y otros instrumentos que requieren los hospitales”

Oaxaca, Oaxaca, 9 de enero de 2020 El Dr. Saúl Ulises Cortés Maldonado, secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores y Profesionales en Salud, comentó que tras la desaparición del Seguro Popular y la entrada en vigor del Instituto Nacional para el Bienestar (INSABI) el 31 de diciembre del 2019, la atención a la salud está en estado catastrófico por las fallas que ha presentado ante la falta de medicamentos, insumos que los pacientes en las unidades médicas y hospitales padecen a diario al no haber personal que los asesore y ayude para su adquisición.

Y es que las áreas del extinto Seguro Popular están cerradas, a pesar de que los recursos materiales, humanos y financieros pasaron a manos del INSABI, no hay quien atienda porque no hay reglas de operación para funcionar. El 30 de diciembre pasado Juan Antonio Ferrer Aguilar, comisionado nacional de protección social en salud giró oficio a los secretarios, titulares de salud, y directores de los REPSS en el país, instruyendo la atención gratuita conforme al decreto emitido el 29 de noviembre del año pasado, pero hasta hoy no esto no es realidad.

En el tema laboral, -sostuvo Cortés Maldonado- 566 trabajadores, de los cuales 160 afiliados al SITYPS que laboraban en el extinto REPSS tienen certeza laboral conforme al escrito girado por Ferrer Aguilar, porque el sindicato tiene un contrato colectivo de trabajo firmado en enero del 2019, y en sus estatutos señala que todas las instituciones u organismos públicos descentralizados de nueva creación a nivel federal o estatal, tienen injerencia para que los trabajadores puedan sindicalizarse.

El Odontólogo Saúl Ulises Cortés, acusó que es desafortunado a estas alturas no haya lineamientos o reglas de operación que se apliquen en el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar, Maldonado, debió de preverse desde junio del 2019. Todo lo que tenía el Seguro Popular en recurso material, humano y financiero pasó al INSABI, para ello los responsables del sector salud tienen 90 días a partir del 31 de enero para que esté todo listo el INSABI salga.

“Sin embargo hay muchos problemas en las unidades médicas, hoy los gestores que ayudaban a los pacientes para conseguir prótesis, oxígeno, medicamentos, etcétera, ya no están y los hospitales están volviendo a utilizar el método de cobrar una cuota de recuperación, cuando es de conocimiento que hay una disposición económica que los Servicios de Salud debe de tener para enfrentar esta catástrofe en el país y Oaxaca”. “Cada quien hace lo que quiere y cada hospital cobra lo que quiere”.

“Sí, no hay medicamentos; sí, no hay material de curación; sí, no hay insumos como agua oxígeno y otros instrumentos que requieren los hospitales. Hoy como no hay Seguro Popular no hay quien solvente todos estos gastos; esta catástrofe económica y de salud la estamos padeciendo todos, sobre todo los más pobres. Debe de haber un recurso para atender todo esto, los funcionarios del seguro popular deben de entregar el remanente que tiene para poder funcionar hasta marzo para solventar pago a proveedores, salarios; y demás gastos administrativos y de operación”, expresó el dirigente sindical.

#MéxicoSinSalud

Miguel A. Luna

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here