Primordial proteger integridad laboral, física y emocional del personal de salud: DDHPO

0
196

Oaxaca Juárez, Oax., a 10 de abril de 2020.

–COMUNICADO –

 Para prevenir, atender y combatir cualquier amenaza a la salud pública se requiere que las y los profesionales del sector cuenten con la infraestructura y equipamiento médico necesario y suficiente, además de tener garantizada su integridad laboral, física y emocional, pues sólo así su labor puede ser total, eficiente y de calidad, advirtió la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

Ante ello y en el marco de la atención de la Pandemia COVID-19, el órgano autónomo manifestó su preocupación por los actos de hostigamiento y discriminación ejercidos en contra del personal médico y de enfermería ocurridos en diversas partes del país, pues ponen en riesgo no sólo la integridad y seguridad de los profesionales de la salud, sino que dificultan la prestación del servicio médico.

Por tanto, la DDHPO exhortó a las autoridades federales, estatales, municipales y a la sociedad en general, a proteger y garantizar el bienestar laboral, físico y emocional del personal de salud que se encuentra en la primera línea de combate contra la pandemia COVID-19.

Y resaltó que las personas profesionales de la salud debe ser una prioridad básica en estos momentos, por ello se deben tomar medidas específicas que les garanticen protección en su trabajo, tales como caretas, guantes, insumos y equipo de autocuidado, entre otras.

Asimismo, ante la emergencia sanitaria, la Defensoría consideró urgente que las autoridades federales, estatales y municipales garanticen el ejercicio pleno de los derechos del personal médico y trabajadores del sector, entre ellos la seguridad, el respeto, la movilidad y el descanso.

La institución autónoma recordó que los profesionales de la salud están en la primera línea de la lucha contra el COVID-19 y son quienes más riesgos corren, por ello garantizar su protección es una forma de proteger la salud de toda la población, ya que, si ellas o ellos enferman en una situación de emergencia como la que enfrentamos, sustituirlos es una situación compleja.

La pandemia de COVID-19, destacó la DDHPO, debe recordarnos que el trabajo del personal de salud es vital para todas y todos, pues las y los médicos, enfermeros, administrativos y trabajadores de servicios generales, corren riesgos mientras trabajan.

Por ello la Defensoría llamó a las autoridades, pero también a la población a proteger la integridad de las y los integrantes del sector salud, ya que las recientes agresiones, hostigamientos y actos discriminatorios de los que ha sido objeto no sólo los pone en riesgo a ellos, sino que es una forma de poner en riesgo la atención médica para toda la sociedad.

Respecto a las determinaciones adoptadas por diversas autoridades, sobre todo las municipales, que implican medidas restrictivas de derechos, la Defensoría sostuvo que éstas deben ser técnicas, congruentes, no arbitrarias, respetuosas de la dignidad humana y sobre todo considerar en forma específica la situación extraordinaria que enfrenta el personal sanitario.

E insistió en que, si bien el momento histórico carece de precedentes inmediatos de magnitud similar, las autoridades deben ser cuidadosas de no limitar los derechos y libertades en forma genérica, especialmente con el personal de salud, por el contrario, deben adoptar medidas que hagan eficiente que los profesionales de salud atiendan en forma segura a las y los pacientes con SARS-COV-2

La DDHPO exigió eliminar toda agresión, hostigamiento o acto discriminatorio en contra del personal de salud pues en nada contribuyen a la prevención, contención y atención de la pandemia.

El órgano autónomo también expresó su más amplio reconocimiento y solidaridad al personal de salud que se encuentra en la primera línea de combate a la epidemia, al reconocer la gran responsabilidad que tienen y que con su trabajo marcarán el actual momento histórico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here