Medio Ambiente después de la pandemia de Covid-19

Medio Ambiente después de la pandemia de Covid-19

    Ha llegado el momento de replantearse una ruta ambiental, en donde sea prioridad la necesidad de preservar la biodiversidad.   OAXACA DE JUÁREZ, OAXACA, ENERO DE 2021.- El parón brusco a nuestras actividades, la pérdida de algún ser querido o los cambios en nuestra vida en todos los aspectos originados por la pandemia

 

 

  • Ha llegado el momento de replantearse una ruta ambiental, en donde sea prioridad la necesidad de preservar la biodiversidad.

 

OAXACA DE JUÁREZ, OAXACA, ENERO DE 2021.- El parón brusco a nuestras actividades, la pérdida de algún ser querido o los cambios en nuestra vida en todos los aspectos originados por la pandemia de Covid-19, definitivamente, nos tuvo que haber dejado alguna experiencia en nuestras vidas; de no hacerlo, quedaría demostrado la irracionalidad del ser humano y el poco “tacto” para adaptarse a esta nueva normalidad en la que nos estamos conduciendo.

 

El costo humano del coronavirus ha sido devastador y las restricciones han dado un vuelco a nuestra vida, sin embargo, esta crisis debe ser la oportunidad para un futuro mejor, en donde se tomen acciones para lograr frenar el cambio climático y la contaminación, ser más amigable con el medio ambiente y nuestro entorno, a fin de mejorar nuestra calidad de vida.

 

Según el nuevo reporte de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), entre 540 mil y 850 mil virus desconocidos en la naturaleza aún podrían infectar a las personas.

 

Es el momento de reconstruir la sociedad, pues es evidente que existe una la relación entre la destrucción de la naturaleza y el aumento de pandemias y enfermedades. Hemos estado viendo que, ahora, se suma a una crisis social y económica que puede afectar considerablemente a todo el mundo.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que más del 70% de las patologías que han afectado al ser humano en los últimos 40 años han sido transmitidas por animales salvajes y el número va en aumento.

 

Definitivamente, en cuanta menor biodiversidad, mayor es la capacidad de propagación de los virus o bacterias que afectan al ser humano. Esto se debe a que en el momento en que alteramos la biodiversidad, cuando destruimos un bosque o una selva, alteramos las complejas cadenas de relaciones que existen entre los distintos animales y seres vivos que mantienen estos virus y estos patógenos controlados.

 

Ante esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una serie recomendaciones para una recuperación de la Covid-19 saludable y respetuosa con el medio ambiente.

 

Recomendaciones para una recuperación de la Covid-19:

 

  • Proteger y preservar la fuente de la salud humana: la naturaleza.
  • Invertir en servicios esenciales, desde agua y saneamiento hasta energías no contaminantes en los centros de salud.
  • Asegurar una transición energética rápida en pro de la salud.
  • Promover sistemas alimentarios sanos y sostenibles.
  • Construir ciudades sanas y habitables.
  • Dejar de utilizar el dinero de los contribuyentes para financiar la contaminación.

Las decisiones que se tomen a partir de esta pandemia deben de fijarse nuevos modelos de desarrollo amigables con el medio ambiente, a la salud humana y a los medios de vida, de una manera más equitativa y respetuosa; siempre anteponiendo el bien de nuestra biodiversidad.

 

Para ello, Congregación Mariana Trinitaria (CMT) cuenta con acciones y programas que pueden coadyuvar a preservar el medio ambiente a través de la cadena con el mismo nombre, la cual brinda un conjunto de soluciones integrales para obras, instalaciones o equipamiento, investigación, capacitación y certificación en materia ambiental, nuevas tecnologías y proyectos para frenar los impactos negativos y promover un medio ambiente sano.

 

A través de la Cadena de Medio Ambiente se pueden generar vínculos con instituciones públicas, privadas, sociales y comunidades para mejorar la calidad ambiental; preferentemente de aquellas poblaciones que se encuentran en situación de vulnerabilidad, mediante soluciones integrales que cubran altos estándares de calidad e impacten positivamente.

 

Todo esto es posible gracias a la ampliación de metas, de coinversión y de mezcla de recursos; mecanismos mediante los cuales se pueden obtener ayudas que permitan dotar de soluciones integrales a comunidades y familias que habitan en los espacios geográficos que cuentan con mayor contaminación o fenómenos ambientales agudos o, simplemente, de aquéllas que quieren un cambio por el medio ambiente.

 

Soluciones integrales de CMT

 

Construcción de:

  • Planta de tratamiento de aguas residuales
  • Centro de separación y tratamiento de residuos sólidos
  • Centros de estudios ambientales
  • De presas

Estudios de:

  • Impacto ambiental
  • De riesgo ambiental
  • Contaminación atmosférica y forestal
  • Eficiencia energética

Además de:

  • Certificaciones ambientales
  • Auditorías ambientales
  • Capacitación en protección ambiental, en desarrollo sustentable y en azoteas verdes y huertos urbanos
  • Instalación de plantas recicladoras de envases PET
  • Distribución de contenedores de PET con App
  • Drones para el monitoreo de condiciones climáticas
  • GPS para recabar datos sobre el estado de la tierra
  • Restauración fluvial en ríos y arroyos
  • Rellenos sanitarios
  • Lagunas de oxidación
  • Paneles solares
  • Aerogeneradores
  • Azoteas verdes
  • Biodigestores

El reto es grande, se necesita trabajar en el buen manejo y prudente de la naturaleza, acercarnos a una economía diferente, donde se impulsen acciones y empleos sostenibles; así como, tener un crecimiento verde y una forma distinta de vida, porque la salud de las personas y la del planeta son una, ya que ambas pueden prosperar en igual medida.

 

Datos

 

La actividad humana ha alterado casi 75% de la superficie terrestre y ha sitiado a la vida silvestre y la naturaleza en un rincón cada vez más pequeño del planeta.

 

Alrededor de una cuarta parte de las emisiones totales es absorbida por los océanos. Otro cuarto es absorbido por la biosfera terrestre, incluidos los bosques y la vegetación que actúan como “sumideros” de carbono.

 

Si no se producen cambios en la gestión económica y política, el planeta experimentará un aumento de temperatura de hasta seis grados en 2050, sobrepasando con creces el máximo de dos grados de aumento sobre la temperatura actual que los científicos establecen como seguros.

Editorial
ADMINISTRATOR
PERFIL

Posts Carousel

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos